La perrera provincial deja atrás los sacrificios y ofrece a los perros en adopción

En lo que va de año, alrededor de 250 familias han decidido acoger un can de la perrera en sus hogares

La perrera provincial de Olivenza, dependiente de la Diputación Provincial de Badajoz y propiedad de la oliventina Manuela Pablo Díaz, ha cambiado su forma de trabajo. Desde el pasado mes de enero ha decidido acabar con los sacrificios de animales poniendo un punto y final a las muertes de los canes y ofrecerlos en adopción, para poder vivir una nueva vida rodeados de una familia.

Tras ocho años de gestión, este 2014 la perrera provincial ha puesto en marcha un nueva forma de trabajo que bajo el lema 'Proyecto Zero'. Y precisamente es lo que se está consiguiendo. Desde principios de este año el vehículo de Diputación ha recogido cerca de 300 perros de las calles de la provincia, a excepción de Mérida, Badajoz y Almendralejo, que cuentan con propias instalaciones. De ellos, unos 250 ya disfrutan de una nueva vida como un miembro más de una familia.

Diputación Provincial acerca casi a diario hasta la perrera de Olivenza a los canes perdidos por las calles. Cruces de razas pequeñas y medianas, mastines, perros de caza como bretones o galgos son algunos de los ejemplares que se reciben. En el centro, que cuenta con 46 cheniles y que en este momento está completo, los perros reciben higiene y manutención. 

Asimismo, al llegar el animal se verifica si se trata de un perro perdido, mediante el chip y el posterior contacto con la familia, o de un perro abandonado, momento en el que se inician los trámites para sacarlo en adopción.

La Gerente de la perrera, Manuela Pablo, recuerda que ha habido años en los que se han recogido hasta 26 perros en un día. "No es justo que los perros sean abandonados porque los niños se cansan de ellos o ya no podemos tenerlos en casa. Un perro es una responsabilidad" explica.

Por ello, desde el centro canino provincial animan a adoptar y no comprar animales para con ello además evitar la cría ilegal.

La perrera provincial cuenta con 46 perros. Las instalaciones se componen de cheniles individuales y patios para recreo, al que salen sus moradores varias veces al día.

Para adoptar, se puede visitar la página de la red social Facebook Difusión perros de Olivenza. Además se puede contactar en el teléfono 667726693 y visitar las instalaciones. La dirección es Finca La Misericordia, ubicada en el término de Olivenza, a la que se accede siguiendo las indicaciones que hay por el camino de detrás de las residencias de ancianos de la localidad.

El coste de adopción es de 30 euros, e incluye la vacuna de la rabia, desparasitación externa e interna, microchip, pasaporte y alta en el Registro de Identificación del Animal de Extremadura, Riace. Además, al llegar al centro los canes son revisados por un veterinario que verifica si el animal está herido y pone en marcha el protocolo de curación.