"CON LO QUE NOSOTROS ÉRAMOS"

Mosaico de baldosines portugueses con el nombre de la página de Facebook, imitando los mosaicos con los que se identifican las calles de Olivenza.
Hace 6 meses que surgió la idea, al estilo aventura, de la creación de esta página en Facebook, bajo el título de CON LO QUE NOSOTROS ÉRAMOS.
Fueron 3 los amigos (Carlos Vázquez, Rafa Hidalgo y Valentín Olivera), que se aliaron para comenzar una aventura en la red social, con la idea de sacar aquellas fotos antiguas de los álbumnes, cajas de lata, de zapatos, etc, con la intención de dar a conocer cómo fuimos, o fueron nuestros familiares, años atrás.
A lo largo de estos 6 meses, la idea ha ido cogiendo áuge, no sólo en la población de Olivenza, sino que ha llegado a muchos rincones de la geografía mundial, teniendo usuarios en paises como Portugal, Francia, Suiza, Alemania y EE.UU.
Con sus 1150 usuarios, sus 50 videos subidos a Youtube (con más de 25000 visitas) y sus casi 7000 fotos, han levantado un sentimiento por Olivenza, sus gentes, sus costumbres y sus monumentos, que les ha llevado incluso a programar eventos turísticos-culturales para ver en persona aquellos monumentos, plazas, esquinas, etc. que a través de fotos han mostrado a todos, usuarios y no usuarios (hay que decir que es una página abierta y, por tanto, puede verse libremente en internet sin ser usuario de Facebook), levantando una curiosidad y unas ganas de conocer realmente su historia, la historia de su pueblo y sus monumentos.
También han levantado un sentimiento de nostalgia en aquellos emigrantes, algunos con la familia ya desarraigada de Olivenza, llegando a organizarse viajes para ver en vivo aquellas historias que se han relatado a través de las fotos. Usuarios, amigos como ellos les llaman, han venido desde Valencia o Éibar para ver a sus amigos virtuales y su pueblo, aquel que abandonaron en la infancia o en la adolescencia.
Basta decir que esta idea ha sido traspasada a otros pueblos de la comarca, como Valverde de Leganés, Alconchel y Almendral, con gran aceptación por parte de sus habitantes.
Esa loca idea, esa aventura sin riesgo, que surgió a través de las redes sociales, ha conseguido crear un clima de amistad, de conversación, de buen ambiente, etc entre los oliventinos.
La aventura, a día de hoy, sigue su camino con un futuro prometedor.