«Queremos recuperar la feria de antaño», afirma el alcalde Bernardino Píriz

El alcalde invita a los vecinos y visitantes a quedarse en Olivenza y disfrutar de las actividades de las ferias y fiestas

El alcalde de Olivenza, Bernardino Píriz Antón.

El alcalde deOlivenza, Bernardino Píriz, se enfrenta por segundo año a la organización de la feria de agosto, que se celebrará en la localidad del 15 al 20 de agosto, aunque hay actividades programadas en los días previos. 

Durante una semana, el municipio contará con sinfín de propuestas de ocio, entre las que no faltarán espectáculos de primer nivel como el concierto que ofrecerá el grupo folk bilingüe Acetre. 

Hemos hablado con el regidor, quien realiza un recorrido por las actividades previstas y explica que el objetivo es «recuperar la feria de antaño, para que sea un referente a nivel provincial y de este modo se elimine la impresión de feria de castillo hinchable». 

Para ello, explica Píriz, se ha conseguido traer a cuatro nuevas atracciones procedentes de Toledo oAlicante. Algunas de ellas, ya visitan otras ferias de Extremadura con renombre. 

Nuevas atracciones, espectáculos y un recorte del 50 por ciento en el presupuesto, lograrán que la feria deOlivenza brille de día y resplandezca de noche. 

El fin del equipo de gobierno es que «la gente pueda disfrutar de unos días agradables y de convivencia entre los oliventinos residentes y aquellos que nos visitan, para que la localidad pueda ser ejemplo de muestra de cómo se vive una feria». 

Todo ello supone «un gran esfuerzo», ya que se consigue «hacer más con la mitad de presupuesto», apostilla el primer edil. 

En este sentido, entiende que una cantidad como 40.000 euros, el total de lo que se destinará a las ferias y fiestas, puede sonar «elevada», aunque apunta que «es necesario entender entonces que la inversión repercutirá de manera positiva en el municipio». 

«La administración pública tiene que saber en qué gasta el dinero público, y si es para que éste repercuta en el municipio, bienvenido sea», comenta el regidor. 

Durante cinco días, Olivenza «recaudará más de lo invertido. Se sirve comida, bebida, la gente va a las peluquerías, se compra ropa; es decir, el comercio se activa», lo que pone de manifiesto que «las ferias son necesarias y no se pueden suprimir, ya que la hostelería o los feriantes las esperan ansiados».

Bernardino Píriz no ha querido dejar pasar la oportunidad de reconocer el trabajo que realizan sus compañeros de equipo en la organización, al tiempo que invita a todos los vecinos a quedarse en la localidad durante los próximos días y disfrutar con aquellos que vienen de fuera, para, que al menos durante los próximos días, la palabra crisis sea sustituida por convivencia.