De hobby, hombre orquesta

José Enrique Milleiro ameniza las fiestas de Olivenza

José Enrique Milleiro durante su actuación en la feria de día de Olivenza

La vida de un hombre orquesta a veces no es tarea fácil. Es necesario dejar a la familia durante horas para los ensayos, montaje de equipos y actuaciones, tanto en la localidad de residencia como fuera de ella.
En la mayoría de las veces el espectáculo que ofrece un hombre orquesta se realiza por ocio.

José Enrique Milleiro Reyes puede montar una fiesta en unos minutos. Cuando puede, en mayor medida los fines de semana en verano, coge su teclado y habilita el resto de elementos necesarios para salir a escena y animar cualquier reunión, celebración o festejo, previamente concertado.

Durante este fin de semana, la feria de día ocupa casi todo su tiempo. Su afición a la música y a la orquesta le viene desde hace 22 años.
Ahora, el pasodoble o la rumba, entre otros géneros, suenan en sus cajas para amenizar la feria de agosto de Olivenza.

La clave del éxito, comenta 'Milleiro' como así le conoce en Olivenza, es estudiar la situación de la pista y observar el tipo de música que le gusta a la gente que se encuentra en ella en cada momento, ya que es necesario adaptar el espectáculo a los distintos tipos de público.

Viaja con sus instrumentos en la furgoneta y se prepara en el lugar de la actuación. Comienza dando la bienvenida a los vecinos y tras ello se pone manos a la obra con su repertorio, preparado en especial para cada cita.