Un telar, pieza del mes de noviembre en el Museo Etnográfico

El Museo Etnográfico ya ha seleccionado su pieza para el mes de noviembre. Se trata de un telar que se acciona mediante unos pedales de madera que separan los hilos para que pase la lanzadera, con forma de barquilla, en cuyo interior se ubica la canilla con el hilo de la trama.

El telar es el instrumento más complejo de toda la actividad textil. Eran fabricados con maderas duras, principalmente roble, castaño o encina. Las piezas deterioradas se sustituían por otras nuevas, de modo que al cabo de cierto tiempo, el telar original se había renovado casi por completo, sin perder su esencia.

En España tenemos dos tipos como son el telar horizontal y el telar vertical. El que muestra el Museo procede de la localidad cacereña de Torrejoncillo y puede datarse de entre mediados del siglo XVIII y mediados del XIX. Es del tipo horizontal o también llamado de bajo lizo o poleas. Consiste en un armazón de cuatro montantes de madera unidos entre sí por largueros horizontales en la parte superior e inferior y otros transversales que forman un conjunto rígido dando volumen al telar.

Entre los dos montantes posteriores se sitúa un cilindro sobre el que van los hilos de la urdimbre previamente preparada. Cada hilo de ésta pasa por un lizo, cuyo objeto es levantar o bajar los hilos para que la trama pase a través de ellos. Luego pasa por el peine formado por láminas de caña o metal que aprietan cada pasada de la trama. El tejido terminado se pliega en otro cilindro rotativo, situado entre los montantes delanteros, que sirve para enrollar la tela ya tejida, según explican desde el Museo Etnográfico González Santana.

Los horarios de visitan serán de martes a viernes de 11:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas. Sábados: de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 horas. Domingos: de 10:00 a 14:00 horas. Lunes: Cerrado.