La educación se revela contra los recortes en la huelga general

En los centros educativos de Olivenza es donde más se ha dejado sentir la huelga general convocada para este 14 de noviembre.

La Plataforma por la Educación Pública de Extremadura pedía hace unos días que profesorado y padres de alumnos se sumasen a la convocatoria para rechazar de este modo las medidas adoptadas por el Gobierno central que afectan a una educación de calidad.

En Olivenza, el colegio público público Francisco Ortiz López ha mostrado esa oposición con más de la mitad de sus maestros, que han decidido quedarse en casa y acudir a la manifestación prevista esta tarde en la capital pacense.

En el centro, 21 maestros de los 40 han secundado la huelga. Del equipo directivo, tan solo Ana María Anzola, la directora, ha estado en el centro para atender los servicios mínimos.

Los escolares también han rechazado la reforma. Sólo han acudido al centro 122 alumnos de los 629 que están escolarizados. De los 122, 40 se benefician del servicio de comedor, que cuenta con 135 usuarios.

En el colegio Sagrado Corazón de Jesús, la huelga ha sido secundada por un menor número de maestros, tres de los 42 con los que cuenta el centro. En las aulas de primaria la incidencia ha sido escasa, mientras que en secundaria, ha acudido a clase la mitad del alumnado.

Por su parte, en el Instituto de Educación Secundaria Puente Ajuda, ha sido mayor la ausencia de alumnado que ha decidido apoyar la convocatoria que la del profesorado.

En ninguno de los tres centros educativos ha habido que lamentar daños ni manifestaciones desagradables.

Desde la Plataforma por la Educación Pública apoyan a maestros, profesores y alumnado, que han decidido mostrar su repulsa ante las nuevas medidas educativas.