Un televisor de la marca Vanguard, pieza del mes de octubre en el museo

El Museo Etnográfico extremeño González Santana ha elegido un televisor de la marca Vanguard como pieza del mes de octubre para mostrar a sus visitantes.

Es un aparato que fue donado al museo por Manuel Sánchez en el año 2006. El que se muestra es uno de tantos que existían en las salitas de los hogares en los años 60. La marca Vanguard, modelo 1020, fue fabricada en España por Cahue Industrias S.A., empresa pionera en el sector, de Hospitalet de Llobregat.

Con aparatos como el elegido este mes por el museo, los espectadores pudieron disfrutaron viendo series como Bonanza, Los Intocables, Los Vengadores o programas como Gran Parada, Un millón para el mejor y Un, dos, tres, entre otros.

Recordar que fue en noviembre de 1938 cuando se produjo la primera exhibición de televisión. Diez años más tarde, en 1948, cuando sólo existían emisiones regulares en Gran Bretaña y EEUU, se produjeron las primeras demostraciones en España, que fueron realizadas por empresas privadas como Philips y RCA con el objetivo de convencer a las autoridades de difundir sus emisiones.

A partir de 1951-1952, TVE comenzó a emitir pruebas, y fue el 28 de octubre de 1956 cuando las emisiones comenzaron regularmente en España. Consistían en la retransmisión de la misa, discursos oficiales, actuaciones de orquestas, etc. Se hacían desde un minúsculo plató de unos cien metros cuadrados situado en el Paseo de la Habana en Madrid. En febrero de 1959, se estrenó un partido de fútbol entre el Real Madrid y F.C. Barcelona. Una multitud de ciudadanos compraron televisores en Madrid. Fue un éxito sin precedentes.

Sin embargo, a pesar de ese inmenso éxito, tuvieron que pasar algunos años para que la mayoría de los españoles tuviera acceso a los programas. Hasta los años 60 era un producto de gran lujo al que solo podía acceder una ínfima parte de la población. Al final de la década, la televisión tenía una gran cobertura en España, aunque se centraba en zonas urbanas. Se convirtió en la principal forma de ocio de los españoles.