'El Guadiana' y Raquel Alegría, figuras de la segunda Gala Flamenca Jacques Leonard

Cartel de la gala flamenca. CEDIDA

El Auditorio Municipal de Olivenza acogerá el próximo 15 de agosto, a las 22.00 horas, la segunda edición de la Gran Gala Flamenca en homenaje al cinematógrafo y fotógrafo Jacques Léonard, conocido entre los gitanos como el 'Payo Chac', que contará con las actuaciones del extremeño 'El Guadiana', al cante, y la reconocida figura Raquel Alegría, al baile.

Antonio Suárez Salazar, 'El Guadiana', es descendiente del gran Porrina de Badajoz cantaor preferido por muchos bailaores, que además ha contado con el privilegio de ser palmero de Camarón y Morente y actualmente de muchas otras figuras del flamenco.

La bailaora Raquel Alegría comenzó en 1992 la carrera de Danza Española en el Conservatorio de Danza de Sevilla y en 2002 entra a formar parte de la Compañía Nacional de Flamenco. Desde octubre de 2006 a abril de 2007 actúa en tablaos de Tokio y Osaka, en Japón.

Junto a estas grandes figuras se subirán al escenario músicos como Juanjo Tortosa, al piano, acompañante del cantante Miguel Ríos a lo largo de su carrera; Yelsy Heredia, contrabajista considerado por el público, crítica y artistas como el músico que mejor ha sabido fusionar el son cubano con el compás flamenco y jazz; y Juan Parrilla, flautista y compositor que ha acompañado a figuras como Diego 'El Cigala', José Mercé, Rocío Jurado, Sara Baras, etc.

Las entradas para esta gala, organizada por la empresa Un Templo para el Arte, de la oliventina Manuela Brioa Cordón, quien presentará el acto, se pueden adquirir al precio de 16 euros en el Museo Etnográfico Extremeño 'González Santana' y el Hotel Heredero.

El 'Payo Chac'

Jacques Leonard, figura a la que se dedica la Gran Gala Flamenca que por segundo año consecutivo acoge Olivenza, fue un cinematógrafo y fotógrafo enamorado de la cultura del pueblo gitano, en el que se le llegó a conocer como el 'Payo Chac'. Su historia personal, que comienza en París en 1909, le lleva hasta Barcelona donde se sumerge de lleno en el mundo calé y se une sentimentalmente a Rosario Amaya.

Desde ese momento se centra en la fotografía y comienza un gran trabajo de documentación gráfica sobre el mundo gitano; trabajo del que el pasado año se pudo ver una muestra en el Museo Etnográfico 'González Santana'.

La exposición, que llegó a Olivenza de la mano de la empresa Un Templo para el Arte, constaba de 44 instantáneas del fondo fotográfico de este polifacético artista francés, que actualmente custodia el Arxiu Fotogràfic de Barcelona, institución en la que fue depositado por sus hijos Santi y Alex.

La muestra vista en Olivenza forma parte de los 18.000 negativos de los que se compone este fondo fotográfico y de los que 3.000 tienen como temática el mundo gitano. Fiestas, religión, oficios, encuentros, bodas, el ritual de la muerte y muchas otras costumbres ligadas al nomadismo del mundo gitano se perpetúan en el trabajo de Leonard.