Emoción y recogimiento el Lunes Santo con la procesión de 'Los Obreros'

Encuentro entre los pasos de Jesús Nazareno y la Santísima Virgen de los Dolores. /J.M.M.P.
Encuentro entre los pasos de Jesús Nazareno y la Santísima Virgen de los Dolores. / J.M.M.P.

El entorno de la iglesia de San Francisco volvió a ser testigo del encuentro entre Jesús Nazareno y la Santísima Virgen de los Dolores

Juan Miguel Méndez
JUAN MIGUEL MÉNDEZ

La estación de penitencia tradicional en el Lunes Santo de Olivenza se prolongó algo más de lo previsto, habida cuenta de que los dos pasos que la protagonizan y toda la comitiva, entre elementos de guía, penitentes y pasos, tardaron en torno a una hora en salir del la iglesia de San Francisco. El morado de las túnicas y capuces y el negro de las capas de los nazarenos predominaron en las calles que iban oscureciéndose a medida que avanzaba la cabecera de la procesión.

Con la caída de la noche bajaron las temperaturas, aunque quedó una noche apacible en la que, pese a ser víspera de día laborable, numeroso público realizó el recorrido por el centro de la ciudad hasta su vuelta al templo de San Francisco, ya pasadas las dos de la madrugada, hora en que llegó a la plaza del Callao el paso bajo palio de la Santísima Virgen de los Dolores portada por sus 38 cargadores y al son de 'Mi amargura', popular marcha procesional interpretada por la Banda de la Sociedad Cultural 'La Filarmónica' de Olivenza.

Allí se encontraba esperándola el paso del misterio de Jesús Nazareno, con La Verónica enjugando su pálido rostro, mientras el público aguardaba uno de los momentos más populares de la Semana Santa oliventina: el encuentro entre entre ambas imágienes y el «baile» que con sus tronos representan sendos cargadores al son de la marcha 'Caridad del Guadalquivir' nuevamente interpretada por 'La Filarmónica' mientras se aproximan sus varales.

El emotivo encuentro finalizó antes de entrar solemnemente las imágenes al templo con la reverencia del paso de la Virgen al de Jesús Nazareno con el redoblar de los tambores de la Banda de Tambores de la Cofradía de 'Los Obreros', entidad que organiza los cultos y estación de penitencia de cada Lunes Santo.

Estación del Martes Santo

A las 19.30 horas de hoy, Martes Santo, se celebrará la eucaristía en la iglesia de Santa María Magdalena.

A las 23.00 horas está prevista que salga desde la iglesia matriz de Santa María del Castillo la estación de penitencia de la Hermandad y Cofradía de la Oración en el Huerto, popularmente conocida como 'Los Coloraos' por la túnica burdeos que, junto con el capuz y capa blancos, llevan sus nazarenos.

Esta Hermandad, fundada en 1956 y que actualmente cuenta con 530 hermanos, procesiona cada Martes Santo con tres pasos, dos de misterio y uno bajo palio, con la Banda de Tambores de 'Los Coloraos' abriendo la procesión.

Encabezará la comitiva el trono de 'La oración de Jesús en el Huerto de los Olivos', con la imagen de Jesús y el Ángel Consolador, obras del escultor Manuel Carmona, en 2001 y 2003, respectivamente; en 2005 el mismo escultor realizó las imágenes de los Santos Apóstoles, Pedro, Santiago y Juan. Los 24 costaleros que llevan el paso, dirigidos por su capataz Fernando Olivera Silva, serán quien vaya abriendo la procesión con el acompañamiento de la Bana de Cornetas y Tambores 'Santísimo Cristo del Humilladero' de Cáceres.

El siguiente paso será el de la imagen de Jesús de la Caña Verde, una talla anómima del siglo XVIII muy popular entre los oliventinos; el paso se caracteriza también porque lo llevan 24 costaleras dirigidas por su capataz Luis Manuel Leal Villares.

Cerrará la procesión el paso bajo palio de María Santísima de las Angustias, imagen realizada por el escultor de cabecera de la cofradía, Manuel Carmona, en 1995. Con José Salas Figueredo como capataz, el grupo de 24 costaleros marcharán al son del acompañamiento musical de la Banda de Música de Talavera la Real.

La procesión, cuyo fin se estima que sea a las dos y media de la madrugada, discurrirá desde la plaza de Santa María, siguiendo por la calle Ruperto Chapí, la plaza de la Constitución, la calle Moreno Nieto, la avenida de Portugal (Paseo Chico), la plaza de España (Paseo Grande), la calle Fernando Alfonso, la calle Caridad, la calle Francisco Ortiz y la iglesia de Santa María.