Las Escuelas Parroquiales despiden al alumnado visitante del Erasmus +

Las Escuelas Parroquiales despiden al alumnado visitante del Erasmus +
CEDIDA

El centro educativo oliventino hace de anfitrión del alumnado y profesorado polaco y esloveno que lo visitó el pasado mes de mayo

Juan Miguel Méndez
JUAN MIGUEL MÉNDEZ

El pasado 29 de mayo de 2019 las Escuelas Parroquiales del Sagrado Corazón de Jesús de Olivenza despidieron al alumnado y profesorado de Eslovenia y Polonia que han participado en el intercambio del proyecto CELL Erasmus + en el presente curso académico que ahora finaliza.

Tras dos años de trabajo, entre el pasado 23 y 29 de Mayo tuvo lugar la última movilidad transnacional en Olivenza. En dicha movilidad participaron 7 alumnos y 2 profesores por parte del equipo de Eslovenia, y 7 alumnos y 3 profesores por parte del equipo polaco.

La movilidad dio comienzo el jueves día 23 en el momento en que los visitantes llegaron a Olivenza y se les tributó una gran bienvenida en la que participaron representantes de las instituciones locales. Después fueron distribuidos entre sus familias de acogida. A partir de entonces participaron en una amplia programación de actividades deportivas, lúdicas y culturales, hasta el miércoles día 29 que se marcharon.

En concreto los visitantes provenían del colegio Osnovna Sola Dramlje, de la localidad eslovena de Dramlje, y del centro Szkoła Podstawowa nr 368 im. 'Polskich Olimpijczyków' de la capital polaca, Varsovia.

«Una vez más destacamos las virtudes humanas que esta experiencia genera, ya que desde bastante tiempo antes de la movilidad nace una relación de amistad entre los chicos, que se conocen vía Messenger, y tiene su culmen durante esta intensa semana», explican desde las Escuelas Parroquiales.

Agradecimientos

Desde el centro escolar oliventino han querido agradecer a la directora del colegio esloveno, Mrs. Mirjana Autzner, por «la generosidad» que ha sentido el alumnado y profesorado del Sagrado Corazón en sus visitas a Eslovenia, donde según explican se ha sentido como si estuvieran en casa.

También quisieron extender el agradecimiento al profesorado esolveno que han participado «de forma excepcional» en las actividades de este proyecto: Darko, Simon, Andreja, Vesna, Sasa, Nuza, Robi, Ana, Lucia... Según apuntan desde las Escuelas Parroquiales, «sin ellos, todo esto habría sido imposible».

Al mismo tiempo, también han querido agradecer a la directora de colegio polaco, Mrs. Krystyna Sosnowska, «por su cercanía y trabajo para la realización de este proyecto», así como a los miembros de su claustro de profesores que colaboraron estrechamente el centro educativo oliventino en las diferentes actividades.

«Amistad, cooperación, generosidad, convivencia, confianza, trabajo en equipo, esfuerzo, responsabilidad, amistad otra vez... todo esto es CELL», explican en un comunicado desde las Escuelas Parroquiales.

«Somos más fuertes juntos, por lo que desde las Escuelas Parroquiales del Sagrado Corazón de Olivenza queremos desearos lo mejor y, por supuesto, un feliz viaje de regreso a casa, con vuestras familias, con la gente que os quiere, pero sin olvidar que aquí, en Olivenza, también tenéis a mucha gente que os quiere, y que a partir de ahora van a formar parte de vuestras vidas, al igual que vosotros de la nuestra», apuntaron los portavoces del centro oliventino en un patio abarrotado por la comunidad educativa.

El Acto de despedida finalizó con la grabación del videoclip del himno oficial CELL Erasmus + 'Estrellas de una misma constelación/ Stars from te same constellation' (cuyos autores son los docentes Víctor Zahínos y Manuel Domínguez), con el acompañamiento musical al teclado de Abraham Benítez.

«Somos estrellas en la misma galaxia, de la galaxia de la educación, de la galaxia de la Amistad. Por favor, no dejéis nunca de brillar en nuestro universo, no dejéis nunca de formar parte de nuestra constelación», se despidieron en la emotivo y sencillo acto.