Tramo de la EX-107 a su paso por Olivenza. / cedida

Autovía Olivenza

La futura autovía entre Olivenza y Badajoz ya cuenta con el impacto ambiental favorable

La Ex-107 entre Badajoz y Olivenza, de 24 kilómetros de longitud, es uno de los viales que más tráfico soportan en Extremadura con un volumen diario de cerca de 7.000 vehículos 3,7% de ellos pesados

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

El Diario Oficial de Extremadura ha publicado la pasada semana la declaración favorable de impacto ambiental, para el estudio informativo del desdoblamiento del tramo de la carretera Ex-107 entre Badajoz y Olivenza para su conversión en la futura autovía Ex-A6.

El informe recoge que tras el análisis «se concluye que no es previsible que la realización del proyecto produzca efectos significativos en el medio ambiente, siempre que se cumplan las condiciones y medidas preventivas, correctoras y compensatorias recogidas en la presente declaración de impacto ambiental y en la documentación ambiental presentada por la promotora», y que estas últimas «no entren en contradicción con las anteriores».

Asimismo, se expone que el proyecto «no es susceptible de afectar de forma apreciable a las especies o hábitats que son objeto de conservación en algún lugar de la Red Natura 2000» en la zona.

La Ex-107 entre Badajoz y Olivenza, de 24 kilómetros de longitud, es uno de uno de los viales que más tráfico soportan en Extremadura. Cada día lo transitan cerca de 7.000 vehículos, el 3,7% de ellos pesados.

En el tramo que se va a desdoblar hay numerosos accesos a caminos, parcelas y naves industriales y agrícolas, así como la intersección con las carreteras por las que se accede a las pedanías de San Francisco y San Rafael de Olivenza.

La carretera es, además, una de las vías que registran una mayor siniestralidad de toda la región, con varios accidentes mortales en los últimos años.