«Creemos en una sociedad más justa e igualitaria para mujeres y hombres»

Melanie Feu Carmona y María Esther Silva Silva. /J.M.M.P.
Melanie Feu Carmona y María Esther Silva Silva. / J.M.M.P.

María Esther Silva Silva y Melanie Feu Carmona, responsables de la Oficina de Igualdad y Violencia de Género de la Mancomunidad Integral de la Comarca de Olivenza

Juan Miguel Méndez
JUAN MIGUEL MÉNDEZ

Si hay un servicio de referencia en la Mancomunidad de Olivenza ese es el de la Oficina de Igualdad y Violencia de Género, que en la actual coyuntura social adquiere más relevancia que nunca en la lucha por los derechos de la mujer en todos los municipios de la comarca. Hablamos con María Esther Silva Silva y Melanie Feu Carmona, agentes de Igualdad de la Oficina, ahora mismo imbuidas en las actividades organizadas con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, que se están extendiendo a lo largo de todo el mes.

- ¿Cómo se ha vivido en la comarca este 8 de marzo? ¿Se ha mantenido el espíritu reivindicativo del año pasado?

- Este año por primera vez se ha tratado de llevar a cabo acciones conjuntas entre todos los movimientos asociativos de la Comarca de Olivenza. A petición del Grupo de Empoderamiento de Valverde de Leganés, la Oficina de Igualdad convocó a todas las asociaciones de mujeres de la Comarca e incluso a mujeres feministas a título particular para llevar a cabo acciones conjuntas. Entre todas se decidió que en la semana del 8 de Marzo se realizaría una campaña informativa con los motivos por los cuales en el Día Internacional de la Mujer es necesario seguir reivindicando. Al mismo tiempo, durante la semana se utilizaría una imagen conjunta en el perfil de redes sociales diseñada para la Mancomunidad Integral por la artista Mercedes Portillo. Y además, se animaría a todas las mujeres de la Comarca a sumarse a la huelga de cuidados; esta acción se visibilizaría colgando un delantal en la ventana de sus casas.

- El lema del 8 de marzo que se ha impulsado este año es 'Si nosotras paramos, se para el mundo'. ¿Qué grado de concienciación estáis percibiendo al respecto entre la sociedad?

- Nosotras percibimos que cada vez hay más concienciación en todo lo que respecta a la igualdad de género. Afortunadamente cada vez nos encontramos con más chicas jóvenes en los institutos de la comarca que creen en el feminismo y se sienten feministas. Y también nos encontramos con mujeres más mayores que quieren visibilizar y valorar las tareas que llevan años desempeñando para su familia y que en muchas ocasiones se impone como una obligación por ser mujer. En este 8 de marzo muchas mujeres de nuestros pueblos han querido dejar de realizar las tareas domésticas para reivindicar la importancia de las mismas y la falta de valoración que existe sobre ellas. Para tomar conciencia de que los trabajos domésticos son imprescindibles para el bienestar físico y emocional de la familia y que además, es responsabilidad de todas las personas de la familia no solo de la mujer por el mero hecho de ser tal.

- ¿Qué actividades se están organizando en los diferentes municipios de la Comarca?

- En el territorio de la Mancomunidad Integral de la Comarca de Olivenza se están llevando a cabo distintas acciones con motivo del Día Internacional de la Mujer. En los centros educativos de Secundaria se ha realizado con el alumnado de 1º y 2º E.S.O. talleres para trabajar los micromachismos. Con el alumnado de Primaria se ha trabajado la Corresponsabilidad a través de la actividad 'En mi familia trabajamos tod@s' y 'Este huevo es cosa nuestra'. Se pretende inculcar al alumnado más joven la importancia de las tareas domésticas y de los cuidados; en la actividad 'Este huevo es cosa nuestra', niños y niñas cuidan durante una semana entera de un huevo por parejas; así como una niña y niño que cuidaban en soledad. Con esta actividad se trata de visibilizar la importancia de los cuidados. Además, se han realizado talleres dirigidos a los movimientos asociativos con temáticas varias. Cabe destacar la colaboración del grupo de empoderamiento de Valverde de Leganés, cuyas integrantes han acudido a varios municipios para contar a otras mujeres su experiencia y animar a participar en escuela de empoderamiento que se creará próximamente en Valverde de Leganés.

- Hay determinados sectores que están cuestionando la labor social que desempeñáis quienes trabajáis en pro de la Igualdad y contra la Violencia de Género… ¿Qué ha cambiado desde que se empezó a potenciar este tipo de Oficinas?

- Uno de los cambios más importantes desde la creación de los servicios de igualdad en la Mancomunidad ha sido poder contar en los pueblos con servicios de atención directa a las mujeres que precisen atención. Desde la oficina de igualdad nos desplazamos, además, a todos los municipios para facilitar el acceso a los recursos de las mujeres.

Otro cambio importante ha sido que en los centros educativos pudieran contar con actividades de sensibilización en violencia de género y corresponsabilidad dirigidas al alumnado tanto de primaria como de secundaria.

Igualmente, en el ámbito asociativo es muy importante contar en la comarca con dos técnicas encargadas de dinamizar las asociaciones locales; además, ayudan a poner en marcha cualquier proyecto que tenga como objetivo aplicar el principio de igualdad.

Y por último, destacar también que la oficina de igualdad tiene como objetivo ayudar en la coordinación de todos los recursos de atención y prevención de violencia machista para mejorar la atención a las víctimas. Y este objetivo se lleva a cabo a través de las Mesas de Coordinación que se realizan en los pueblos de la Mancomunidad dos veces al año, aproximadamente, y la Mesa Territorial que se convoca anualmente, en la que participan los agentes sociales que de una manera u otra trabajan en este sector.

Por ello, entendemos que la labor de la oficina de igualdad es imprescindible de cara a conseguir una sociedad más igualitaria.

- ¿Con qué aliados cuenta la Oficina de Igualdad para cumplir con su cometido?

- Nuestra Oficina de Igualdad cuenta con los ayuntamientos de la comarca, quienes a través de sus concejalías atienden el área de igualdad y trabajan codo con codo para poner en marcha actividades. Al mismo tiempo, trabajamos junto a otros servicios locales como son las Universidades Populares; y especialmente con los Servicios Sociales de Base, tanto para realizar actividades como para ofrecer una adecuada atención a las víctimas de violencia machista.

Un aliado imprescindible son los centros educativos con quienes programamos durante todo el curso escolar actividades dirigidas al alumnado, al AMPA y también, al propio profesorado.

Además, contamos con la colaboración del resto de los servicios de la Mancomunidad para la realización de nuestras tareas y contamos habitualmente con el Servicio de Dinamización Deportiva para la puesta en marcha de actividades. Y, sobre todo, con el Servicio de Comunicación para la difusión de actividades organizadas por la Oficina de Igualdad.

Cabe decir también que mantenemos una excelente coordinación con las fuerzas y cuerpos de seguridad para la atención a las víctimas de violencia de género.

- Dada vuestra experiencia, ¿qué diferencias acusáis sobre la situación de la mujer en las zonas urbanas con respecto a las rurales?

- La única diferencia entre las mujeres rurales y urbanas en Extremadura es el acceso a los recursos. Por ello, la Oficina de Igualdad es un recurso esencial, sin el cual las mujeres rurales estarían aún más aisladas.

- ¿Qué es más difícil combatir, el machismo o los micromachismos?

- Los micromachismos son machismo también. Denominamos 'micro' a aquellos machismos sutiles, normalizados y difíciles de percibir. Y por ello, es muy difícil luchar contra ellos, puesto que existen muchas situaciones cotidianas que son habituales, razón por la que las hemos naturalizado y se nos pasan completamente desapercibidas.

La violencia machista todo el mundo la visibiliza y la condena, pero no podemos olvidarnos que debajo de la violencia se encuentra un sistema machista que la sostiene y muchos comportamientos son imperceptibles si no tienes perspectiva de género. Y por ello, muy difíciles de erradicar.

- En todos estos años de labor en la comarca de Olivenza, ¿qué es lo más satisfactorio que habéis vivido? ¿Y cuál ha sido el momento más difícil?

- Alguno de los momentos más difíciles que vivimos es cuando algunas mujeres deciden desistir después de haber interpuesto denuncia y reanudan la convivencia con el agresor. Y los momentos más satisfactorios son aquellos en los que nuestra ayuda es determinante para que nuestras usuarias se recuperen de las situaciones vividas. Y también es bastante satisfactorio que algunas chicas conozcan el feminismo a través del trabajo de la Oficina de Igualdad.

- Es evidente la importancia de trabajar la Igualdad con los más jóvenes… ¿Qué ha cambiado en la generación actual con respecto a las anteriores en esta materia?

- Afortunadamente, cada vez nos encontramos con más chicas jóvenes que reivindican una sociedad feminista. Las mujeres mayores parten de otras experiencias y tienen necesidades distintas a las de las chicas más jóvenes.

- ¿Cuáles han sido los focos de desigualdad más latentes que habéis localizado en las zonas rurales donde actuáis?

- El machismo impregna toda la sociedad y en las grandes urbes también existe.

- Está claro que lo vuestro es vocacional… ¿Qué fue lo que más os motivó para trabajar para erradicar la desigualdad?

- Ambas tenemos vocaciones de servicio a la sociedad y además, creemos en una sociedad más igualitaria y justa para mujeres y hombres.