José Francisco Vidigal Martínez, presidente de la Real Archicofradía del Señor de los Pasos, Patrón de Olivenza. / CEDIDA

«Los fieles se refugian en su fe para mantener viva la esperanza»

José Francisco Vidigal Martínez, presidente de la Real Archicofradía del Señor de los Pasos, Patrón de Olivenza

Juan Miguel Méndez
JUAN MIGUEL MÉNDEZ Alconchel

Este año el mundo cristiano volverá a celebrar la Semana Santa de forma distinta a la tradicional, limitando su programación a los actos litúrgicos y sin las procesiones por la pandemia del Covid-19. En Olivenza, el pasado 21 de marzo se celebró el Domingo de Pasión, el día grande del Patrón de Olivenza, el Señor de los Pasos. HOY Olivenza recoge el testimonio de José Francisco Vidigal Martínez (Olivenza, 20 de mayo de 1979), presidente de la Real Archicofradía de Nuestro Señor Jesús de los Pasos, quien recoge el sentir general del mundo cofrade en la ciudad.

- ¿Cómo ha afrontado este segundo año sin que el Señor de los Pasos salga a la calle y no por motivos meteorológicos?

- Evidentemente con pesar… Cuando en enero el Arzobispado dictó las normas para la celebración de actos y cultos, y la suspensión de los desfiles procesionales, era algo que ya se intuía. Dada la evolución de la pandemia, entendíamos que la salud estaba por encima de todo, pero era una decisión dolorosa. La Real Archicofradía acató esta decisión considerándola como la más acertada, porque además de ser lo más prudente entendíamos que son medidas para conseguir que esta pandemia pueda ser controlada lo antes posible.

− Este año, al menos, se han podido celebrar actos de culto en honor al Patrón de Olivenza. ¿Qué dificultades añadidas ha tenido al organizarlos?

− Más que dificultades, preocupación por la respuesta que hubiera por parte de los devotos… Debemos tener en cuenta que el año pasado no se pudo celebrar el novenario de forma presencial, y que en la iglesia de la Magdalena no se habían celebrados cultos, solo hacía unas semanas el triduo de la Cofradía del Descendimiento. Por tanto, pensábamos que la respuesta podría ser masiva y que habría días en que se podría superar el aforo establecido, y además, debíamos hacer cumplir todas las recomendaciones sanitarias establecidas. Esto era todo un reto para la junta directiva, pero ahora que han finalizado tengo que reconocer que la población -al menos la que ha asistido a los cultos, con niños, jóvenes y adultos-, sabe muy bien lo que es esta pandemia, y nunca hizo falta llamar la atención a nadie, pues todo el mundo tenía claro lo que podía y lo que no debía hacer. Además, la junta directiva y voluntarios desinfectaba la iglesia todas las mañanas después del Rosario y por las tardes después de la eucaristía del novenario, y el domingo al finalizar la misa la desinfección fue aún mayor. La respuesta a las normas establecidas ha sido todo un ejemplo.

− ¿Qué le llevó a entrar en el mundo cofrade y por qué?

− Hace muchos años, cuando era un poco más joven que ahora, a un amigo y a mí nos comenzó a llamar la atención todo lo que rodeaba el mundo de las cofradías, y en concreto la cofradía del Señor de los Pasos. Sobre todo, ver a la gente rezando por las calles por las mañanas en el Rosario de la Aurora, y además todo lo que representaban el resto de cofradías. En mi caso me llamaban mucho la atención las hopas, y que las personas mayores siempre hablaban del Señor de los Pasos. Además, yo me crié en un barrio de Olivenza donde jugábamos junto a uno de los pasos, que por aquella época estaban cerrados con un portón de madera y sólo se abrían en el día del Señor de los Pasos, y que los vecinos en los días previos, limpiaban, adecentaban y llevaban para decorar sus mejores plantas y flores… Ese cúmulo de circunstancias, las buenísimas personas que han formado las distintas juntas directivas con las que he tenido el placer de trabajar y aprender, hicieron que hoy tenga la responsabilidad pero sobre todo el honor de ser el presidente de la Real Archicofradía.

− Usted es presidente de la Archicofradía del Señor de los Pasos desde hace 12 años. ¿En qué momento se encuentra en la actualidad esta institución centenaria?

− Yo siempre digo que me mientras haya personas que sientan al Señor de los Pasos en lo más dentro de sí misma, el futuro está más que asegurado. Ahora mismo estamos viviendo en una sociedad donde los usos y costumbres cambian a un ritmo vertiginoso; pero cuando ves una abuela que lleva a su nieto a visitar al Señor de los Pasos, aunque ese niño no sabe muy bien lo que están haciendo, deja huella; o cuando un matrimonio joven presenta su hijo recién nacido al Señor de los Pasos, o cuando una hija en el momento de estar despidiendo a su padre porque ha fallecido y se planta frente el camarín del Señor de los Pasos para dar gracias por todo lo vivido con su padre, o que cuando una persona tiene que pasar por un hospital para una intervención y antes de ser hospitalizado pasa a visitar a su Patrón, quiere decir que la cofradía y la devoción sigue igual de viva que siempre y que mientras la gente realice estos sencillos gestos la cofradía seguirá viva y activa.

− Recientemente S.M. el rey Felipe VI ha aceptado la presidencia de honor de la Real Archicofradía. ¿Qué les llevó a proponérselo?

− En el año 2018 se cumplían 150 años de la llegada a Olivenza de la Túnica de Gala que la reina Isabel II regalo al Señor de los Pasos. Ese acontecimiento fue un acto importantísimo para Olivenza. Recibió emisarios de la Casa Real, las máximas autoridades de la provincia participaron en el acto, incluso se realizó la que quizás fue la primera fotografía conocida de la historia de Olivenza. Además, semanas después de ese primer lunes de Pascua de 1868, los periódicos de tirada nacional se hacían eco de la notica. Todo esto hizo que la junta directiva se planteara la organización de una serie de actos y cultos para conmemorarlo y darlo a conocer, y que este aniversario no solo se conociera en Olivenza, sino que también se difundiera fuera de nuestro pueblo, e incluso invitar al Rey de España para que, como su bisabuelo Alfonso XII, aceptara la presidencia honoraria de la Cofradía.

Después de la aprobación por parte de la junta directiva de esta propuesta, comenzamos los trámites estatutarios para hacer efectiva la invitación, pasando por la Junta General, Arzobispado, informando al Ayuntamiento, y consiguiendo llegar hasta la Casa Real, la cual, aceptó la propuesta y comenzamos un intercambio de correspondencia y solicitud de documentación, avales y elaboración de un expediente, el cual fue aprobado y el Rey Felipe VI aceptó la propuesta de la Junta Directiva. Con esta aceptación, se le dio más realce al aniversario que conmemorábamos, y se prosiguió con la vinculación histórica de la Cofradía y la Casa Real; y personalmente creo que se puso en valor lo que ha sido para los oliventinos y para la historia de Olivenza la Real Archicofradía.

− Una advocación con tantas conexiones con Portugal como el Señor de los Pasos, ¿de qué manera se pone en valor en Olivenza?

− Las relaciones con Portugal de la cofradía son muy enriquecedoras. Tenemos contacto con diferentes cofradías hermanas portuguesas que veneran al Senhor dos Passos, las cuales nos invitan a sus actos y cultos y nosotros a ellos. Indudablemente la biculturalidad de Olivenza también se refleja en las cofradías más antiguas de nuestro pueblo que han nacido y crecido en la época en que Olivenza era portuguesa y ello es patente en nuestros usos y costumbres. En nuestro caso, además de ornamentos, hopas, etc., la propia advocación del Señor de los Pasos que es de origen portugués, un valor más de Olivenza.

− En el último año se ha vivido una situación difícil e inédita en el mundo con la crisis sanitaria por el Covid-19. ¿Han llevado a cabo alguna acción social o con la Parroquia desde la Cofradía?

− Las cofradías, no solo con esta pandemia, siempre realizan una importante labor social de colaboración. En Olivenza, afortunadamente, entre otras, tenemos a Cáritas Parroquial, que es la entidad de la Iglesia dedicada directamente a la atención a las necesidades sociales, y lo que nuestra Cofradía hace es colaborar con ellos directamente. Este año, dado que no se ha podido realizar la procesión y por tradición las flores que adornan el paso del Señor de los Pasos las aportan los fieles en un ofrenda floral que se realiza los días previos a la procesión, se solicitó que aportaran productos y alimentos en vez de flores, para los almacenes de Cáritas Parroquial. En concreto, nos habían pedido que lo que menos tenían para cubrir las necesidades más urgentes era leche y aceite, y nada más exponerlo la respuesta fue masiva, y totalmente solidaria. Aprovecho para agradecer las respuesta obtenida.

- ¿Cómo están viviendo los más devotos del Señor de los Pasos esta situación?

- La sociedad está viviendo con enorme preocupación lo que está sucediendo. Todos conocemos personas que han sufrido en primera persona el virus, conocemos a personas que han fallecido, tenemos contacto con personas que trabajan incansablemente en primera línea por el bien de los demás, personas que han perdido sus trabajos o autónomos que han cerrado o están siendo muy afectados, además y de forma general, tenemos mucho miedo a contagiarnos o contagiar por tener cerca a personas de alto riesgo. Todo esto hace que los fieles se refugien y busquen en su fe en Señor de los Pasos para reconfortarse y mantener la esperanza; por ello, durante el novenario hemos querido que la imagen del Señor de los Pasos ocupará un lugar más cercano que otros años, para así estar más cerca de su pueblo, con esto intentamos que se haya podido sentir más aún la cercanía del Señor de los Pasos después de todo lo vivido y de incluso no poder visitarlo.

− A las puertas de la Semana Santa 2021, ¿cómo se han coordinado con el resto de hermandades y cofradías para los actos de culto previstos?

− Todas las cofradías, junto con la Parroquia estamos deseosas de realizar cultos y actividades, siempre cumpliendo y respetando las normas y directrices que nos marcan las autoridades sanitarias y los responsables de la Provincia Eclesiástica. En Olivenza además de las celebraciones principales de la Semana Santa con el Triduo Pascual como eje principal, cada Hermandad y Cofradía expondrán a sus imágenes titulares el día que debieran realizar su estación de penitencia y ese mismo día, por la tarde-noche se realizara en el templo donde tenemos nuestras respectivas sedes una oración ante nuestros titulares. En el caso de la Real Archicofradía será el Viernes Santo; durante el día se podrá venerar la Imagen de Cristo Yacente y como se dice tradicionalmente en Olivenza, «al atardecer del Viernes Santo», a las 21.00 horas, tendremos una oración ante la imagen de Cristo Yacente en la iglesia de la Magdalena.

- ¿Qué proyectos de futuro tienen en la Archicofradía?

- El primer proyecto es intentar volver a la normalidad lo antes posible y poder realizar las actividades habituales de la cofradía para continuar fomentando la devoción al Señor de los Pasos. En lo material, justo antes del comienzo de la pandemia estábamos remodelando el sistema que utilizan los costaleros para portar el paso, y la celebración de elecciones para la renovación de la junta directiva, que ya se debían haber celebrado, pero la renovación del Estatuto y la pandemia las han retrasado, esperamos que lo antes posible, todo esto pueda ser una realidad, será señal que hemos superado esta grave crisis sanitaria.