González Carrillo diseña el cartel de la Semana Santa de Olivenza 2019

Cartel de la Semana Santa de Olivenza 2019, obra de José Antonio González Carrillo. /CEDIDA
Cartel de la Semana Santa de Olivenza 2019, obra de José Antonio González Carrillo. / CEDIDA

La edición de este año ha correspondido a la Hermandad de Nuestra Señora de la Misericordia y en él aparecen las rodillas del Cristo del Consistorio de la Santa Casa de Misericordia

Juan Miguel Méndez
JUAN MIGUEL MÉNDEZ

La Semana Santa de Olivenza, que aspira un año más a se declarada Fiesta de Interés Turístico Regional por su historia y sus peculiaridades y reminiscencias lusas ya tiene cartel para 2019. Obra del oliventino José Antonio González Carrillo, el cartel está inspirado en una de las tallas religiosas más emblemáticas de la localidad, el Cristo del Consistorio, un pequeño crucificado tallado en 1818 por el escultor real portugués Joquim Joze de Barros, y que abre cada Jueves Santo la procesión de las Banderas/Bandeiras, de la Hermandad de la Misericordia.

Fundada a inicios del siglo XVI, la de la Misericordia es actualmente la decana de las hermandades y cofradías de Olivenza, mezclando entre su historia un importante patrimonio religioso y cultural sustentado en su legado portugués. Prueba de ello es la propia procesión de las banderas en la que los miembros de la Hermandad, ataviados con una hopa o capa negra, desfilan con diez banderas dobles o lienzos de principios del siglo XVIII que representan la Pasión y Muerte de Jesucristo, salvo dos que actúan como guión y reproduce a la Virgen de la Misericordia cobijando bajo su manto al pueblo portugués.

José Antonio González Carrillo, diseñador gráfico y publicista, ha creado el cartel con la idea de referenciar las reminiscencias portuguesas de la Semana Santa oliventina. El diseñador gráfico oliventino, gran apasionado de la historia y cultura oliventina, también ha destacado uno de los detalles más exclusivos y diferenciales que atesora la talla de madera policromada: las llagas como elemento pasional y que fueron ornamentadas bajo una fuerte expresividad a inicios del siglo XIX por el escultor luso Joaquim José de Barros.

Según informa el propio González Carrillo «el cartel enfatiza en el color negro -insignia de la hermandad- junto con una transición cromática que va desde los tonos violáceos hasta el amarillo para representar el verdadero sentido de los actos religiosos de la Semana Santa, la pasión y posterior resurrección de Cristo», añadiendo también a la composición un extracto del documento original de inicios del siglo XIX, en donde se refleja el contrato de la factura de la talla religiosa que se encuentra habitualmente en la capilla del Espíritu Santo, junto a la Santa Casa de Misericordia.