Juanjo evita sobre la campana el triunfo piporro

ALEJANDRO VILLALOBOS

aceuchal. En un final de auténtico infarto, el Aceuchal se topó con un gol sobre la campana tras remontar un duelo que nunca dio por perdido y que no tuvo al estamento arbitral de su lado en ningún momento para prolongar su agonía por salvar la categoría.

3 ACEUCHAL

3

Aceuchal
Sergio; Juan Germán (Joselu, min.70), Ito, Aguza, Albertino (Javi Asensio, min.82), Cristian Mesías, Marín, Leo, Víctor Aguinaco (Fernando Ticona, min.73), Álex y Rafa Carvajal.
Olivenza FC:
Ciga; Bodión, Pekas, Capas (Pedro, min.82), Borja Sánchez, Juanpe, Atón (Emilio Tienza, min.70), Juanjo, Troiteiro, Borja Romero (Silva, min.60) y Sergio Jaén.
Goles:
0-1, min. 26: Juanjo. 0-2, min.50: Juanpe. 1-2, min.51: Víctor Aguinaco. 2-2, min.61: Víctor Aguinaco. 3-2, min. 62: Juan Germán. 3-3, min. 90: Juanjo.
Árbitro:
Broncano Suárez. Por el Aceuchal amarillas a Marín y Sergio (min. 68). Por el Olivenza a Ciga, Borja Romero y Juanpe (min. 55).
Incidencias:
Polideportivo Municipal de Aceuchal. 250 espectadores.

La intensidad y necesidad por abrir los candados se pusieron de manifiesto desde la campana inicial. Los piporros fueron merodearon el área rival, pero sin luz. Sin respiro, el mago Troiteiro caldeó las manos de Sergio (min. 7). Un jaque que tuvo continuación en un fax de Sergio Jaén tras rápida incorporación por la diestra que no pudo conectar en el segundo palo Juanje. Los de Cisqui respondieron en un remate posterior de Juan Germán. El Aceuchal seguía echando carbón y de nuevo Juan Germán ponía el '¡Uy!' en la grada en un remate circense. El Aceuchal tenía mejor propósito que fruto y sufría un gol anulado por fuera de juego. Bodión exhibió un caño digno de archivar en las videocámaras para servir atrás y que taladrase Juanjo el 0-1. Pekas era arrollado y Borja Romero desde los once metros chocaba con el pateo colosal de Sergio (min. 36).

La segunda entrega tuvo corriente alterna y emoción. Tras la desdicha inicial de un gol anulado al local Álex, Juanpe agujereaba el 0-2 tras un pase atrás de Borja. Parecía en el féretro el cuadro de Cisqui. Balón en largo en pleno éxtasis amarillo y solo en el islote, Aguinaco menguaba distancias. Se lo creían los locales y un servicio de Álex lo enchufaba Aguinaco. Fuerzas parejas, cabizbajos los visitantes y saltó a relucir la casta, veteranía y agudeza visual de Juan Germán para soltar músculo desde 40 metros y llevar el 3-2 y delirio a la parroquia piporra que cuando parecía tocar las mieles del triunfo vio como se lo encogía Juanjo al borde de la campana.