Olivenza acoge este fin de semana el XI Concurso Internacional de Pinchos y Tapas medievales

Cartel del certamen, organizado por la Red de Ciudades y Villas Medievales. /CEDIDA
Cartel del certamen, organizado por la Red de Ciudades y Villas Medievales. / CEDIDA

El público podrá degustar las siete tapas y pinchos participantes el domingo, en horario de 12.30 a 15.30, en los distintos establecimientos locales de acogida

Juan Miguel Méndez
JUAN MIGUEL MÉNDEZ

Olivenza acoge este fin de semana la undécima edición del Concurso Internacional de Pinchos y Tapas históricos que organiza la Red de Ciudades y Villas Medievales. Lo hará por segunda vez, después de haberlo acogido ya en una primera ocasión en el año 2013, cuando venció el cocinero hondarribitarra Bixente Muñoz.

De esta forma, durante el fin de semana del 17 y 18 de noviembre siete chefs elegidos por sus respectivas localidades como representantes del orgullo culinario local, después de haber vencido en el Concurso de pinchos de su respectiva ciudad o villa, competirán por convertirse en el cocinero medieval del año 2018 de la Red de Ciudades y Villas Medievales.

El concurso está organizado por el Área de Desarrollo de la Diputación de Badajoz y la Red de Ciudades y Villas Medievales en colaboración con el Ayuntamiento de Olivenza. La actividad se encuadra dentro del proyecto RDC_LA2020, cofinanciado por la Diputación de Badajoz y el Programa de Cooperación Transfronteriza INTERREG V-A España-Portugal (POCTEP) 2014-2020 de los Fondos FEDER de la Unión Europea.

Entre los aspirantes, está 'El yantar del conquistador', pincho ganador de la ciudad toledana de Consuegra. Es obra de Pedro Rodríguez, cocinero jefe del Restaurante 'El Retorno'. Según informan desde la organización, su delicia mezcla, como Consuegra, las culturas y los estilos arquitectónicos, «ingredientes que recuerdan diferentes formas de hacer y subrayan lo mejor de la trabajada huerta local».

Por su parte, el chef Jorge Ruíz Luzuriaga, de Restaurante Bar 'Florida' va a representar a Estella-Lizarra (Navarra) con un pincho basado en un producto recuperado en la zona del Baztán. Se trata de su 'Lingote de gorrín Pío Navarro' (elaborado con lechón autóctono que se alimente sólo con leche materna). «Con el pincho, Ruiz Luzuriaga reivindica el producto local y cercano del que dispone una comarca con una ganadería y agricultura tan diversa como generosa», han explicado desde la Red de Ciudades y Villas Medievales.

Gorka Irisarri, cocinero hondarribitarra (Hondarribia-Gipuzkoa) del Bar Danontzak presenta a concurso una creación «llena de sentimiento, como él», a la que ha llamado 'Aitatxi' (abuelo). Partiendo de un recuerdo de niño, Gorka ha elaborado un pintxo que ha convertido en cocina medieval en miniatura, «pero con mayúsculas», especifican. El pincho es un homenaje a un bocado, «a una memoria que tiene desde pequeño, al ingrediente sagrado que para él era el del tuétano de los huesos de vaca».

Juan Antonio Gómez Antuñano, chef de Villa-Lucía Espacio Gastronómico de Laguardia (Álava), participa en el concurso con 'Ama', el pincho con el que ganó el concurso laguardiense de 2017 –siempre es el pincho del año anterior el que representa a Laguardia en el concurso del año actual-. Como Gorka Irisarri, el cocinero laguardiense parte «de un sentimiento profundo, que le inspira culinariamente y que el chef expresa mediante la combinación de sabores y una presentación impecable», apuntan desde la Red. Así, 'Ama' es un homenaje a su madre, fallecida en 2017, en el que el ingrediente central es una sardina que marina previamente en sal, azúcar y cítricos, para rehidratarla después en aceite de oliva variedad arroniz, ligeramente ahumado con unas ascuas de sarmiento.

El chef portugués, José Mário Magalhães del Restaurante 'A Adega', en Marvão (Portugal) competirá en Olivenza con su 'Amor perfeito' por convertirse en el chef medieval de la Península Ibérica. Magalhães ha elaborado para la ocasión un pan de castaña, hecho a base de una harina especial, procedente del valle de Aramenha, a la que añade una selección micológica presentada en un revuelto de huevo, y sobre la base de un champiñón, igualmente del valle de Aramehna. El pincho lo remata un aceite gallego de azalea y aromáticas.

'El desliz del emir' es una tapa singular, con la que Josefina Nuñez, cocinera de 'Mesón Asador Rancho Grande' de Olivenza (Badajoz) defiende el orgullo local en el XI Concurso Internacional de Pinchos y Tapas Medievales, siendo además la única mujer en participar en esta edición. Para explicar su curiosa denominación, ella misma, y su marido, Rafael Alonso, han recreado una vieja leyenda: Un poderoso emir visita Olivenza; el señor del castillo le obsequia con un fabuloso festín, y el emir comete el desliz de comer la exquisita carne de cerdo. Cierta o no, la fábula, el pincho recoge reminiscencias de la cocina árabe.

Por último, también participa Sergio Bajá, propietario del Asador Bajá de Pelegrina-Sigüenza (Guadalajara), que defiende la cocina de la medieval y eterna Ciudad del Doncel con su 'Pelegrino 2.0'. El pincho consiste en un pan artesano que ellos mismos fabrican en sartén, relleno de una mezcla de tres tipos de carne: cordero, cerdo y ternera, sabiamente aderezada con cebolla caramelizada y queso de Hita.

Dinámica del concurso y la Ruta

El concurso tendrá lugar el sábado, día 17 de noviembre, a partir de las 17 horas de la tarde, en formato abierto al público, en el Hotel Heredero. Además del concurso, el público que ese fin de semana decida viajar a Olivenza también va a poder degustar las tapas a concurso en diferentes bares y locales de acogida, a lo largo de los días sábado, 17 de noviembre, y domingo, 18 de noviembre, en horario de 12.30 a 15.30 horas. El precio de las tapas será de 2,50 euros por tapa y bebida. De esta manera, los visitantes van a poder conocer la ciudad y su casco histórico, degustando siete delicias culinarias en otros tantos establecimientos oliventinos.

De forma previa, los cocineros han tenido que superar el concurso que les ha coronado como los mejores cocineros históricos de su comarca. La filosofía del concurso difiere de otros, añadiéndole un «toque especial», según la organización. En primer lugar, entre los ingredientes de sus pinchos, los participantes sólo pueden utilizar aquellos que ya existieran en la Edad Media. Y además, deben tender siempre a usar aquellos que mejor definen a su tierra.

Programa del encuentro

El concurso es encuadra en el encuentro anual que organiza la Red de Ciudades y Villas Medievales y que se iniciará este viernes, 16 de noviembre, en que a partir de las 17.00 horas se recibirá a los cocineros participantes en los establecimientos de acogida para dejar los ingredientes y materiales.

Según la guía difundida por el Ayuntamiento de Olivenza, la inauguración del certamen tendrá lugar a partir de las 20.30 horas en el salón de plenos del consistorio oliventino, donde concurrirán autoridades, técnicos y cocineros participantes. Posteriormente, habrá una cena de bienvenida y de convivencia de los participantes en el Hotel Heredero, donde tendrá lugar el acto de presentación institucional de una de las ciudades integrantes de la Red de Ciudades y Villas Medievales, además de la presentación de la tapa que cada cocinero participante presentará en el concurso, según el orden que le haya tocado en un sorteo realizado al efecto.

El sábado, 17 de noviembre, se celebrará a las 9.30 horas una asamblea extraordinaria de la Red de Ciudades y Villas Medievales en la sala de reuniones del Ayuntamiento de Olivenza. A las 11.30 horas está prevista una visita guiada por los principales monumentos y espacios culturales de la ciudad.

A las 13.45 horas los participantes se trasladarán desde la casa de la cultura de Olivenza al embarcadero de Villarreal, donde a partir de las 14.00 horas habrá un paseo guiado en barco por Alqueva y comida de autoridades y técnicos en el restaurante Marina Villarreal.

A las 17.00 horas el Hotel Heredero acogerá el concurso de tapas y pinchos medievales, hasta las 20.00 horas en que se realizará la degustación de las mismas mientras delibera el jurado, cuyo fallo se emitirá a las 20.30 horas.

A las 22.30 horas tendrá lugar una visita guiada teatralizada a cargo del alumnado de la especialidad de Promoción Turística Local y Atención al Visitante de la Escuela Profesional 'FormaOlivenza'.

El domingo, a partir de las 10.30 horas, habrá una salida de los visitantes a la finca de toros 'Los Fresnos', desde el Hotel Heredero. Allí se realizará una visita guiada y se servirá un aperitivo a partir de las 12.00 horas.

Siete tapas o pinchos

El domingo, 18 de noviembre, de 12.30 a 15.30 horas, tendrá lugar la degustación de pinchos y tapas por parte del público en los establecimientos de acogida:

En el Restaurante Casa Maila, estará la tapa 'Lingote de Gorrín - Pío Navarro', del cocinero Jorge Ruiz Luzuriaga (Estella-Lizarra, Navarra).

En el Bar 'La Marina' – Restauración Larios, estará la tapa 'Ama', del cocinero Juan Antonio Gómez Antuñano (Laguardia, Álava).

En el Mesón Asador 'Rancho Grande', estará la tapa 'El desliz del emir', de la cocinera Josefina Núñez Píriz (Olivenza, Badajoz).

En el Hotel Heredero, estará la tapa 'El Yantar del Conquistador', del cocinero Pedro Rodríguez García de los Huertos (Consuegra, Toledo).

En el Mesón-Asador 'Rancho Grande', estará la tapa 'Aitatxi', del cocinero Gorka Irisarri (Hondarribia, Guipúzcoa).

En el Bar-Cafetería 'Alqueva', estará la tapa 'Amor Perfeito', del cocinero José Mario da Costa Magalhães (Marvâo, Portalegre, Portugal).

En el Bar-Restaurante 'A Rua', estará la tapa 'Pelegrino 2.0', del cocinero Sergio Bajá Beltrán (Sigüenza, Guadalajara).

Red de Ciudades y Villas medievales

La Red de Ciudades y Villas Medievales es una alianza integrada por nueve municipios de la Península Ibérica cuyo patrimonio medieval les confiere un atractivo turístico de primer nivel.

La Red, que atraviesa la península de Norte a Suroeste, tiene como fin «la promoción y difusión de estas localidades, en las que el medievo ha dejado su poderosa huella», según informan desde la institución. Almazán, Ciudad-Rodrigo, Consuegra, Estella-Lizarra, Hondarribia, Jerez de los Caballeros, Laguardia, Manzanares El Real, Olivenza y Sigüenza en España, y Marvão en Portugal integran esta unión de ciudades y villas «que encierran imponentes paisajes, gastronomía y oferta cultural».

Entre los fines de la Red de Ciudades y Villas Medievales destaca la promoción turística y la organización de determinados eventos que permitan dar a conocer a un mayor número de personas estas localidades.

Uno de los objetivos marcados del proyecto es poner en valor la riqueza y variedad de recursos de unas localidades, que han sido escenario de importantes acontecimientos históricos, siendo su acervo cultural la marca por las que se las reconoce nacional e internacionalmente.

 

Fotos

Vídeos