Olivenza vuelve a acoger filmes proyectados en el Festival Ibérico de Cine

Olivenza vuelve a acoger filmes proyectados en el Festival Ibérico de Cine
CEDIDA

Este es el cuarto año consecutivo en que la ciudad recibe actividades de la muestra, que tuvo lugar del 15 al 20 de julio

Juan Miguel Méndez
JUAN MIGUEL MÉNDEZ

Olivenza ha repetido por cuarta vez como sede del 25º Festival Ibérico de Cine (FIC) que se celebró del 15 al 20 de julio en Badajoz y que contó con la proyección de 35 trabajos audiovisuales que se vieron en la ciudad y también en San Vicente de Alcántara.

Los cortometrajes y documentales del certamen, de los cuales cinco son portugueses y cuatro extremeños, se proyectaron en varias sesiones en la casa de la cultura de Olivenza como en años anteriores.

En esta edición especial del FIC que celebra su 25º aniversario, se ha incluido la proyección de la película lusa 'Raiva' de Sérgio Trefaut, que ha sido galardonada por la Academia de Cine Portuguesa con seis premios Shopia, semejantes a los Goya en España. También destacóel estreno del documental 'Placer femenino' de Bárbara Miller, que trata sobre la opresión sexual que sufren las mujeres en el mundo. Una exposición conmemorativa de la trayectoria del certamen llamada 'FiConos', un concierto de bandas de películas a cargo de la Orquesta de Extremadura y un taller abierto al público en general y destinado en especial a personas con discapacidad titulado 'Cine sin límites' fueron otras de las propuestas conmemorativas que se incorporaron a la programación del FIC, que dio a conocer a principios de julio en el Teatro López de Ayala de Badajoz con la asistencia a la presentación del primer edil oliventino, Manuel José González Andrade.

Cine inclusivo

La Residencia Universitaria de la Fundación CB (Rucab) acogió el pasado 18 de julio el taller participativo 'Como se crea un film', dentro del espacio 'Cine sin límites' perteneciente FIC, impartido por el director Josevi García Herrero.

El acto se inició con la proyección del corto 'Yes we can', realizado en el Taller de Cine Inclusivo de Aexpainba y la Fundación Magdalena Moriche.

Dirigido por la directora extremeña Lucía Brito, el corto está protagonizado por personas con discapacidad intelectual ligera y por un grupo de voluntarios sin discapacidad.