La Santa Casa de Misericordia conmemora su 521º aniversario con una misa

La misa se oficiará el viernes 18 de noviembre a las 19.30 horas en la Capilla del Hospital y Santa Casa de Misericordia, en ella se pedirá por todos los hermanos fallecidos

Almudena Parra
ALMUDENA PARRA

La Santa Casa de Misericordia conmemorará el 521º aniversario de la fundación de la Hermandad con el oficio de una misa. La misma se llevará a cabo el próximo viernes 18 de noviembre a las 19.30 horas en la Capilla del Hospital y Santa Casa de Misericordia.

En la misa se contará con la intervención del Coro de la Cofradía del Descendimiento. Además, la misa será en sufragio de todos los hermanos fallecidos.

Su historia

Cabe destacar que, según informa la web de turismo de Olivenza, la Hermandad se creó el 20 de noviembre de 1501, con fines de asistencia social, según el impulso fundador de la reina Doña Leonor.

En 1520, el Rey ordenó su traslado a la Ermita del Espíritu Santo, frente a la puerta de Los Ángeles. En 1546 ya estaba construida la casa (de esta fecha es la portada de mármol de su capilla), aunque las obras continúan a lo largo del mismo siglo, la iglesia alcanza su fisonomía actual sólo en 1723. De entre sus fines fundacionales: hospital, recogida y tutela de expósitos, asistencia a presos y condenados, enterramientos y asilo, en la actualidad mantiene sólo este último, con unas buenas instalaciones.

Según refiere el archivo de la Fundación del Hospital y Santa Casa de Misericordia en la web de 'censo archivos': En el año 1492, merced a la bula del 13 de agosto de 1479, dada por el papa Sixto II al rey portugués, D. Joao II, se inicia la construcción del hospital lisboeta de Todos os Santos, que puede ser considerado como una de las piedras básicas para la aparición de las Misericordias.

La ausencia del rey D. Manuel, obligado a viajar a España, fue aprovechada por la regente, Doña Leonor, para dar el empuje definitivo a las referidas Misericordias.

Tras la fundación de las primeras Misericordias, y comprobada por la realeza la utilidad de éstas, el rey D. Manuel decidió mandar cartas de recomendación para que se erigiese hermandades de Nuestra Señora de las Misericordias a imitación de Lisboa.

Una de estas cartas llegó a la cámara de Olivenza, y el 20 de noviembre de 1501, reunidos los justicias y oficiales de la villa de Olivenza con los nobles y el pueblo, se instituyó la cofradía de la Misericordia que contó con el visto bueno del rey, quien mandó como comisionado suyo a Don Álvaro de Guida.

Desde su fundación la cofradía de Misericordia de Olivenza fue acaparando numerosas donaciones que servirían para llevar a cabo sus objetivos primordiales: cura de todos los enfermos civiles y militares, atención a los presos, cuidado, manutención y educación de expósitos y enterrar a los muertos.

Fue a principios de septiembre de 1511, tras la muerte del padre Fernão Afonso, quien dona todos sus bienes a la Misericordia, cuando comienza el engrandecimiento de ésta. Este hombre se convirtió en el primer gran donante de una larga lista.

Por la mente de todas las Juntas que gobernaron esta hermandad pasaba la idea de construir un hospital, junto a la ermita del Espíritu Santo, donde se llevasen a buen fin sus objetivos básicos.

El rey concede 80.000 reales para la construcción del hospital. Anteriormente había dejado exenta a la Santa Casa de Misericordia de Olivenza del pago de algunos impuestos, concediéndole 30.000 reales para levantar el hospital.

La principal fase constructiva se inició en el año 1553 realizándose continuas obras durante la segunda mitad del siglo XVI, sufragadas por nuevas subvenciones solicitadas a la realeza.