La Semana Santa de Olivenza aspira a la declaración de Interés Regional por su singularidad bicultural

Autoridades civiles y eclesiásticas, junto al diseñador del cartel, en la presentación del mismo. /CEDIDA
Autoridades civiles y eclesiásticas, junto al diseñador del cartel, en la presentación del mismo. / CEDIDA

Este lunes se ha presentado el cartel de la Semana Santa 2019, diseñado por el publicista José Antonio González Carrillo, con la imagen de las llagas de las rodillas del Cristo del Consistorio oliventino

Juan Miguel Méndez
JUAN MIGUEL MÉNDEZ

Olivenza ha defiende las singularidades que reúne su Semana Santa, que aspira a ser declarada de Interés Turístico Regional, tales como su doble origen hispano portugués o su patrimonio monumental y artístico.

Así lo ha señalado el alcalde de Olivenza, Manuel J. González Andrade, que ha recordado que la anterior ocasión en la que la Semana de Pasión oliventina era candidata a alcanzar dicha distinción «se cayó por un error administrativo», pero que seguirán trabajando en «conseguirla» dado que desde la Junta de Extremadura les han trasladado «que es posible» y les han invitado nuevamente a presentarse.

«Creemos que hay elementos muy singulares que pueden hacer que la Semana Santa de Olivenza sea Fiesta de Interés Turístico Regional», defendió este lunes, 8 de abril, el primer edil oliventino en la presentación de esta celebración en la sala de prensa de la Diputación de Badajoz, acompañado del diputado provincial Manuel Antonio Díaz González, el párroco Francisco Julián Romero Galván, y el autor del cartel anunciador, José Antonio González Castillo.

En este sentido, González Andrade ha destacado que la Semana Santa de Olivenza tiene «algo especial» y «una singularidad que no tienen otras», entre las cuales ha citado que cuenta con seis hermandades o cofradías que hacen sendas estaciones de penitencia, dos de las cuales tienen origen portugués, o que la Semana Santa comenzó este pasado 7 de abril, Domingo de Pasión, con la celebración del Día del Patrón, Nuestro Señor Jesús de los Pasos, cuya Archicofradía tiene origen luso y cuyos miembros, en lugar de llevar túnica, llevan una hopa de color morado. Precisamente la procesión del Señor de los Pasos, prevista para el domingo, no pudo finalmente celebrarse por las inclemencias meteorológicas, aunque sí que se hizo un recorrido por el interior de la iglesia de Santa María Magdalena amenizado por la Sociedad Cultural 'La Filarmónica' de Olivenza.

Dicha cofradía y la de la Hermandad de la Misericordia, de origen portugués también, protagonizan el Viernes Santo los dos Santos Entierros de Olivenza, ha apuntado el regidor oliventino, a la vez que ha puntualizado sobre esta última que es la cofradía más antigua y que en su recorrido procesional no muestra pasos sino diez banderas que recrean la Pasión de Cristo, mientras que las otras cuatro cofradías procesionan del Lunes al Jueves Santo, en su mayoría por la noche.

«Es un buen momento para visitar la ciudad esta Semana Santa, para contemplar un espectáculo único en el que se conjuga patrimonio, tradición, religión, cultura, turismo, para disfrutar del patrimonio también de noche de la ciudad», ha apuntillado el alcalde de Olivenza, para quien «se respira un ambiente muy especial y muy diferente» en una localidad «marcada indudablemente por dos culturas que se ven reflejadas también en esta Semana Santa».

Rasgos transfronterizos

Por su parte, el diputado provincial Manuel Antonio Díaz hizo hincapié en que Olivenza es una villa con un patrimonio y singularidades «muy especiales» que se traducen en una Semana Santa en la que los rasgos transfronterizos, hispanos y portugueses «subyacen» en las procesiones que tienen lugar, por lo que se ha sumado en nombre de la Diputación a su candidatura como Fiesta de Interés Regional, a la difusión del patrimonio cultural oliventino y a la repercusión turística de una celebración que genera además riqueza y economía en la población y la comarca.

En un sentido similar, Francisco Julián Romero ha incidido tanto en el patrimonio oliventino de «piedras vivas» como en su doble tradición hispano portuguesa que también se refleja en el cartel de la Semana Santa, cuyo autor, el diseñador gráfico y publicista José Antonio González, destacó que muestra dicho carácter de la biculturalidad oliventina en aspectos como la 'z' de Olivenza que recuerda a la 'ç' portuguesa o la foto, un detalle de las llagas en las rodillas del Cristo.

El cartel está inspirado en una de las tallas religiosas más emblemáticas de la localidad, el Cristo del Consistorio, un crucificado que sale en procesión cada Jueves Santo con la Hermandad de la Misericordia, talla portuguesa que data de 1818.

El cartel enfatiza en el color negro -insignia de la hermandad- junto con una transición cromática que va desde los tonos violáceos hasta el amarillo para representar el verdadero sentido de los actos religiosos de la Semana Santa, la Pasión y posterior Resurrección de Cristo, adicionando también a la composición un extracto del documento original de inicios del siglo XIX, en donde se refleja el contrato de la factura de la talla religiosa.