Imagen aérea del incendio en Acebo, en la Sierra de Gata, en 2015, uno de los más importantes que ha sufrido la región en los últimos tiempos. / HOY

Incendios forestales La sequía hace que Extremadura registre el doble de incendios en época de peligro bajo

El plan Infoex dispondrá de 990 trabajadores este año

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

«El combustible está dispuesto para arder». Pedro Muñoz, director general de Política Forestal de la Junta, cuenta sin miramientos como la sequedad del terreno y la ausencia arrastrada de precipitaciones hacen que Extremadura afronte un riesgo muy real de incendios ante la entrada en vigor de la época de peligro alto. Comienza hoy, diez días antes de los habitual, que suele ser el 1 de junio. «Ya con eso serviría para definir cómo está la situación. La vegetación está ahora tan seca, a 23 de mayo, como si fuera el mes de julio», ha ratificado Muñoz tras la celebración del comité de dirección del Plan Infoex.

Solo en la época de peligro bajo de incendio, desde octubre a mediadios de primavera, la región ha sufrido 329 incendios, el doble de lo habitual, ha recalcado el director general de Política Forestal, aunque eso, afortunadamente, no se ha traducido en el incremento de hectáreas quemadas. Han sido 893, más o menos lo mismo que hace un año.Por provincias, se han registrado 268 incendios en Cáceres, que han afectado a más de 780 hectáreas, y 61 en Badajoz, con más de 103 hectáreas afectadas. El 75% de las hectáreas extremeñas quemadas han sido en la comarca de La Vera. De hecho, 230 hectáreas se han quemado, casi todas de matorral, en Valverde de la Vera.

«La prevención debe ser máxima», recalca Pedro Muñoz. La Junta, ha subrayado, ha trabajado de forma directa a través de efectivos del Infoex sobre 2.400 hectáreas en invierno. Desbrozando, con podas, haciendo cortafuegos. A esa superficie se suma otra -unas 6-600 hectáreas más- con trabajos que realizan empresas como Tragsa por encargo de la Administración extremeña.

8 helicópteros de extinción, otros 8 de control y 2 aviones anfibio tiene la Junta en esta campaña contra incendios, a los que se suman la aportación de los del Gobierno: 2 helicópteros de extinción y otros 2 'anfibios'. Además, la Junta de Extremadura aumenta su equipamiento con 50 vehículos de tipo pick-up, 52 camiones, 9 Bulldozer (máquina automóvil que se emplea en trabajos de obra, excavación y empuje), y dos tractores.

Muñoz ha destacado los 13 camiones nuevos que se incorporan este año para el dispositivo del Infoex y de un segundo tallera para reparar vehículos que se ubica en Cáceres. Hasta ahora había uno solo, en Helechosa de los Montes.

En cuanto a personal, el Infoex de esta campaña moviliza a 852 bomberos fijos y se suman 138 fijos discontinuos. De esta forma, suman en total 990 trabajadores. Una cifra similar a la de otras campañas, ha explicado el director general de Política Forestal, indicando que antes se alcanzaban los casi 1.000 trabajadores en la lucha contra incendio sumando refuerzos a la plantilla fija. Este año, a la plantilla fija se le sumarán los fijos discontinuos y no habrá refuerzos.

El director general de Política Forestal también ha destacado otras actuaciones de la Junta de Extremadura para reforzar a corto plazo la lucha contra los incendios en la región, como son las nuevas bases del Plan Infoex en Siruela, Fuenlabrada de los Montes y en Villarta de los Montes, todas ellas actualmente en fase de ejecución.