Un Viernes Santo pasado por agua impide salir a las cofradías en el Santo Entierro en Olivenza

La Panderinha, una de las tradiciones más típicas de la Semana Santa de Olivenza. /CEDIDA
La Panderinha, una de las tradiciones más típicas de la Semana Santa de Olivenza. / CEDIDA

La Hermandad de la Misericordia sí tuvo la oportunidad de procesionar con su Santo Entierro previo

Juan Miguel Méndez
JUAN MIGUEL MÉNDEZ

El Viernes Santo, 19 de abril, tuvo lugar a mediodía un Vía Crucis en la iglesia de Santa María del Castillo. Por la tarde, tuvieron lugar la celebración de los Oficios de la Pasión del Señor en la capilla del Espíritu Santo, la capilla del Sagrado Corazón de Jesús y en la iglesia de Santa María del Castillo.

Pese a la amenaza de lluvia, finalmente pudo salir la procesión del Santo Entierro organizada por la Hermandad de la Misericordia. Con el acompañamiento musical de la Banda de Música de 'La Filarmónica' de Olivenza, nuevamente las calles de la ciudad volvieron a presenciar un desfile de cofrades ataviados con la hopa o balandrán negro, abierto por el guión o bandera de la Virgen de la Misericordia, titular de la Hermandad. Cuatro hermanos llevaron bajo palio el féretro precedido de la bandera de la Misericrdia.

Paso del túmulo, con el Cristo Yacente.
Paso del túmulo, con el Cristo Yacente. / CEDIDA

Procesiones suspendidas

Sin embargo, la otra procesión del Santo Entierro que caracteriza a la Semana Santa oliventina, organizada por la Real Archicofradía de Nuestro Señor Jesús de los Pasos, en colaboración con todas las hermandades y cofradías oliventinas, finalmente no salió por la inestabilidad meteorológica y la probabilidad de chubascos.

Estaba previsto que saliera el paso del Túmulo con la imagen de Cristo Yacente, a cargo de la Real Archicofradía. Por su parte, la Cofradía de 'Los Obreros' porta en este día el trono con San Juan y la del Descendimiento el de la Exaltación de la Santa Cruz. También destaca en este desfile el paso de palio de María Santísima de la Soledad, de la hermandad del mismo nombre, mientras que la Hermandad y Cofradía de la Oración en el Huerto asiste representada con su Bandera de Sangre.

No obstante, la iglesia de Santa María Magdalena acogió el acto por el que se le dio sepultura a la imagen del Cristo Yacente. Tras la aparición del tradicional 'arruchao' o estandarte negro que es llevado por el suelo en recuerdo de las vestiduras desgarradas que hurtaron a Cristo en el acto de la crucifixión, tuvo lugar otro de los momentos más típicos de la Semana Santa de Olivenza: el canto del 'Atendite' cantado por la 'Panderinha' y, tras leer el Evangelio, el párroco cerró con gran estruendo el arcón donde se depositó la imagen de Cristo Yacente, recordando el momento en que cerraron la tumba de Jesús.

Pasada la medianoche, también se suspendió la procesión del Silencio, popularmente conocida también como «de las velas», con la Virgen de los Dolores desde la iglesia de San Francisco, debido a las inclemencias meteorológicas.