La Vigilia Pascual y la bendición de los campos ponen fin a la Semana Santa oliventina

Momento en que el párroco de Olivenza bendice los campos. /CEDIDA
Momento en que el párroco de Olivenza bendice los campos. / CEDIDA

La Real Archicofradía del Señor Jesús de los Pasos participa en una exposición sobre la Semana Santa en Caser Residencial Olivenza

Juan Miguel Méndez
JUAN MIGUEL MÉNDEZ

Con la celebración de la Vigilia Pascual, el Sábado Santo, los cristianos festejan uno de los días más importantes del año litúrgico. En Olivenza la plaza de la Magdalena acogió el acto de la bendición del fuego y el posterior recorrido hasta la iglesia de Santa María del Castillo, donde tuvo lugar el resto de cultos de este día, con la liturgia de la Palabra, la bendición del agua bautismal y la celebración de la eucaristía por la Resurrección de Jesucristo.

El Domingo de Resurrección tuvo lugar la misa en la iglesia matriz de Santa María del Castillo y al finalizar se celebró la procesión sacramental hasta el convento de San Juan de Dios, donde el párroco realizó la bendición de los campos, otro de los actos más característicos de la Semana Santa de Olivenza.

La exposición reúne varios enseres y fotografías de la Real Archicofradía.
La exposición reúne varios enseres y fotografías de la Real Archicofradía. / CEDIDA

Exposición en Caser

Otra de las actividades en las que ha participado la Real Archicofradía del Señor de los Pasos es la exposición sobre la Semana Santa que se ha organizado en Caser Residencial de Olivenza, con el fin de acercar a sus residentes la vida diaria de la ciudadanía, siendo la mayor fiesta para los cristianos el objeto principal de la misma.

De este modo, la Real Archicofradía ha colaborado cediendo algunas fotografías y enseres para acercar a los más mayores la devoción que se siente en Olivenza por su Patrón. Desde la Cofradía han felicitado al centro residencial por la iniciativa «que nos hace reflexionar y trabajar hacer llegar la Semana Santa a estos centros».