Benito Márquez, se dirige a la población desde su despacho de la Policía Local. / CEDIDA

«Las sanciones para evitar la propagación del contagio suponen casi el 1% del total de la población»

HOY Olivenza entrevista a Benito Márquez Gudiño, subinspector jefe de la Policía Local de Olivenza, para hacer balance sobre la crisis del coronavirus en la ciudad

Juan Miguel Méndez
JUAN MIGUEL MÉNDEZ

Benito Márquez Gudiño (Olivenza, 7 de octubre de 1957) coordina el equipo humano que conforma el cuerpo de la Policía Local de Olivenza. En la última semana han editado un vídeo en el que ponen de relieve el comportamiento de la población en estos difíciles momentos en que el confinamiento domiciliario obliga a que las fuerzas y cuerpos de seguridad estén más presentes que nunca en la vida municipal.

- ¿Cómo está actuando la Policía Local desde que se decretó el estado de alarma y en qué condiciones?

- Como siempre, con una presencia constante en la ciudad de Olivenza, duplicando por este motivo esa presencia física de policías en la calle, para lo que ha sido necesario posponer permisos y ampliar el tiempo de prestación mensual de horas de trabajo, lo que nos permite realizar un control más eficaz del cumplimiento de las medidas establecidas en el real decreto por el que se establece el estado de alarma, no solo en Olivenza, sino también en sus seis pedanías y aldeas.

- ¿Cómo está siendo el comportamiento ciudadano durante estas semanas?

- Ejemplar. No es esta una respuesta recurrente, no. Es ciertamente lo que está ocurriendo en Olivenza, los vecinos están observando, en un altísimo nivel de concienciación, las medidas de confinamiento domiciliario, así como las medidas de aislamiento social de seguridad, como es mantener la distancia entre personas, el uso de mascarillas y guantes, el acceso y permanencia en establecimientos, las programación de compras para varios días, la salida de mascotas a la vía pública en horarios no coincidentes con la mayor presencia de púbico en las calles para realizar las actividades autorizadas… En definitiva, creo que los vecinos de Olivenza y sus pedanías, están siendo un ejemplo.

- ¿Han tenido que sancionar mucho y por qué?

- Siempre existirán personas que hacen un uso insolidario de los derechos o medidas dinamizadoras de la vida cotidiana en este tipo de situaciones de limitaciones de tránsito y usos, y Olivenza no es una excepción. Si, efectivamente, después de unos primeros días de información y apercibimientos a esos vecinos que con la picaresca hacen un uso abusivo de las medidas, los agentes de Policía Local se ven obligados a formular las denuncias que proceden, como único medio de lograr corregir esos comportamientos, no solo insolidarios, sino arriesgados para todos, al objeto de evitar una más que hipotética propagación del contagio. En cualquier caso, estaríamos hablando de menos de un uno por ciento de infractores, de vecindad, pero también de foráneos.

Si hablamos del tipo de picaresca, podríamos decir de las minicompras, personas que salen continuamente del confinamiento para realizar en cada salida una compra. Como ejemplo, una bolsa de aceitunas, dos rollos de papel higiénico, un champú, cuatro cigarrillos y después boquillas para el cigarrillos, etc. También los hay que acuden al banco diariamente para activar la tarjeta, poner la cartilla al día o realizar pequeñas extracciones de dinero en metálico, o quienes permanentemente acuden a la farmacia a por analgésicos, más tarde la para medicación de familiar o preguntar si hay mascarillas cuando saben que no hay existencias… Y, por supuesto, los que utilizan el perrito para pasearlo al otro extremo de la ciudad, lejos de su domicilio... Como digo, la picaresca que existe y se da en todas partes.

- Además de la labor ordinaria de policía, ¿en qué otras acciones se está implicando la Policía Local de Olivenza en estos momentos?

- La Policía Local de Olivenza, como todos los miembros de los cuerpos de seguridad, hacen el epicentro de su trabajo, labor profesional y quehacer cotidiano al ciudadano, y en las poblaciones pequeñas como Olivenza, a esos ciudadanos que además son nuestros vecinos, con los que interactuamos permanentemente, no solo en el ejercicio de la función policial, sino en la dinámica de convivencia social, porque todos nos conocemos y conocemos nuestras necesidades, personalidades y carácter, y eso es ciertamente una gran ventaja a la hora de realizar nuestro trabajo y en espacial, resulta altamente positivo en la labor de gestión en esta crisis.

La Policía Local de Olivenza, se presta permanentemente a colaborar en las necesidades de nuestros vecinos, dando traslado de material a aquellos grupos de personas solidarias que realizan mascarillas, pantallas, batas, colaborando en la distribución de las mismas, llevando medicación a donde hace falta, controlando actividades de distribución de alimentos, cuando no, haciéndolo llegar a las personas necesitadas, realizamos lo que llamamos« acción solidaria dinamizadora del confinamiento» especialmente dirigida a los más pequeños, patrullando diariamente a las ocho de la tarde, cada día en una de las siete zonas en las que hemos dividido la ciudad para esta actividad, así como en las pedanías de Olivenza, haciendo sonar las sirenas y activando los lanza destellos, invitando a los vecinos a salir a sus balcones, terrazas y ventanas, para agradecerles su comportamiento y ayuda que nos prestan, agasajándonos nuestros vecinos con sus aplausos para todos los que estamos en esa primera línea de lucha, sanitarios, servicios de limpieza y desinfección, dependientes de establecimientos de alimentación, farmacia, bancos... Esta actividad es para ellos el momento alegre de sonreír y para nosotros el mayor regalo y aliento para nuestro trabajo… En estos difíciles momentos que nos está tocando vivir a todos. Esta «acción solidaria dinamizadora del confinamiento» lo hemos querido plasmar en un vídeo donde la Policía Local de Olivenza damos las gracias a nuestros vecinos por esa ayuda, comprensión y apoyo que nos dan.

- ¿De qué manera se va a controlar a partir de esta semana las salidas de menores a la calle?

- Como hemos venido haciendo hasta ahora, lo haremos de acuerdo con las disposiciones de la autoridad competente, es decir, con las instrucciones que nos vengan dadas desde el Centro de Coordinación Regional. No cabe duda que, en un principio saldrán todas las dudas habidas y por haber, como ha ocurrido con otras medidas, y será un elemento más de complejidad a la hora de mantener la eficacia del confinamiento, pero finalmente lo haremos logrando el mayor nivel de seguridad para todos y en especial para el niño o menor.

- ¿Qué mensaje de tranquilidad transmite a la ciudadanía oliventina?

- Sin duda el de la confianza y seguridad en las administraciones públicas que gestionan la respuesta a esta situación de crisis, confianza en la profesionalidad y capacidad de los servicios públicos que coordinadamente trabajan en la solución del problema y sobre todo, confianza en nosotros mismos porque desde la unidad, la colaboración, solidaridad y la prudencia lograremos salir de esta situación.

- ¿Podría precisar algún aspecto positivo que haya aflorado durante esta crisis sanitaria?

- Sí, todos lo estamos viviendo. El sentimiento de solidaridad que ha aflorado en nuestra sociedad es increíble. Pensábamos que éramos una sociedad deshumanizada y en crisis de relación social y esta situación calamitosa ha venido a descubrir y poner en valor la auténtica identidad del ser humano y que nos hace sentirnos orgullosos de llamarnos hombres y mujeres.

En relación con la Policía Local, creo que nuestros vecinos han constatado la importancia de contar con una policía, próxima al ciudadano, como es la Policía Local de Olivenza y la de todos nuestros pueblos y ciudades y, cuando todo esto pase, nadie podrá entender una población sin su Policía Local. Nos sentimos queridos, apreciados, valorados y esto lo compensa todo.